El dragon azul

Un dragón sin su princesa puede apagar su fuego interior con apenas dos lágrimas. Un dragón enamorado puede tornar cereza el cielo de la tarde. Un dragón feliz puede agregar un día más a la eternidad. (para mejor lectura del blog, comience por leer el post más antiguo, abajo de todo)

Wednesday, November 01, 2006

Vuelo con tus ojos, veo con tus alas

Hermoso dragón azul,
Es tarde, aunque la luna se niega a salir todavía, pero la luz invadió mi habitación cuando mi hada madrina me trajo tu carta. Siento que todo este tiempo encerrada en esta torre es apenas una prueba para recibir un premio, quizás sea un tiempo de calma, con sueños dulces, una cama mullida y amigos dispuestos a defenderme cuando el momento lo requiera.
Pero es injusto hablarte de esto sin contarte al menos, parte de mi historia.
Mi padre era el rey más bello y generoso que conocieron estas tierras. Los campos junto al castillo rebosaban de granos y frutos, los aldeanos eran felices y los guerreros eran orgullosos defensores de las ideas del reino.
Un día mi tía, la hermana de mi padre, regresó de tierras lejanas, escapando de una invasión que acabó con sus tierras, su marido y su pequeño feudo. No habló por meses y mi padre gastó parte de la fortuna del reino en el mago que la acompañaba para que celebrara sus ritos y la mejorara. Cuando finalemente habló mi padre estaba muy enfermo y la primera vez que escuché su voz en público fue durante los funerales, ordenando que me encerraran en esta torre por el asesinato de mi padre y mi hermano. Ella quiso casarme con su mago pero ya le he dicho que jamás lo haré, que antes me clavo una daga en el corazón, y así ella nunca será dueña legal de este reino. Yo sé que mi sello convence todavía a la guardia y a muchos ministros, pero eso se acabará algún día.
Herchén, mi hermano había desaparecido una semana antes de la muerte de mi padre, pero él está con vida, prisionero de mi tía. Si por alguna razón ella se entera que hago algo para derrocarla, o intento salvar a mi hermano o escapo, él morirá.
Es por esto que prefiero por ahora mantenerme en esta torre abandonada, esperando el momento propicio para que las cosas regresen a su lugar.
Es por esto que necesito la fuerza de tus palabras para mantenerme fuerte en estos momentos de dolor.
Hoy por primera vez sonreí en mucho tiempo. Y te lo debo a vos, mi dragón.

Shampawe

0 Comments:

Post a Comment

<< Home