El dragon azul

Un dragón sin su princesa puede apagar su fuego interior con apenas dos lágrimas. Un dragón enamorado puede tornar cereza el cielo de la tarde. Un dragón feliz puede agregar un día más a la eternidad. (para mejor lectura del blog, comience por leer el post más antiguo, abajo de todo)

Wednesday, November 01, 2006

Adorrado dragón:

He prrobado las frrutillas calientes con salsa de chocolate y pimienta.
Es sin dudas el postrre más exquisito que jamás he conocido. Te estarre infinitamente agrradecida porr la receta.
El motivo de mi carrta es saberr si has pensado en mi oferrta. En estos momentos estoy orrganizando una invasión a un lejano reino, cuya prrincesa no ha querrido que mis embajadorres la vean. Se mantiene encerrada y su pobrre tía, que se ha visto en la obligación de atenderr a mis hombrres en el coberrtizo parra que la prrincesa no los vea. La desgrraciada mujerr apenas pudo prrepararrles sopa y un poco de pan, perro es muchísimo comparrado con lo que hubierra recibido ella si su majestad la atrapaba.
Esperro su respuesta parra ubicarrlo en la prrimerra fila del combate.

Suya

Ursula Katrina Karkaroff

0 Comments:

Post a Comment

<< Home