El dragon azul

Un dragón sin su princesa puede apagar su fuego interior con apenas dos lágrimas. Un dragón enamorado puede tornar cereza el cielo de la tarde. Un dragón feliz puede agregar un día más a la eternidad. (para mejor lectura del blog, comience por leer el post más antiguo, abajo de todo)

Friday, October 20, 2006


Dragón de escamas azules


Después de viajar por ríos correntosos, atravesar desiertos traicioneros y sumergirse en bosques oscuros, sus amigos los enanos han logrado llegar al castillo en que me encuentro encerrada.
Sus palabras fueron subidas hasta la torre dónde me encuentro gracias a mi hada madrina, que viene a visitarme una vez por semana. Por eso he tardado tanto en responderle.
Mi corazón se llena de gozo al poder comunicarme con alguien fuera de los límites del reino.
No pretendo que me rescate, y no puedo ofrecerle nada, salvo mis letras en estos papeles añejos. Espero que no tengan sabor a migajas y me conceda el placer de recibir alguna que otra carta, lo que me permitiría tener una razón para esperar ansiosa la salida de un nuevo sol.

Suya

Shampawe

0 Comments:

Post a Comment

<< Home